10 de Noviembre, 2021

¿Qué es la gastronomía sostenible?

Gastronomía sostenible o sustentable

MAr Profiel Pic
por Chef Mar Mayorga
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

¿Sabes de dónde proviene la palabra gastronomía? La palabra gastronomía viene del griego, “gastro” significa “estómago” y “nomos” es “ley”, es decir, “La ley del estómago”. Es una disciplina, un arte que desarrolla las relaciones del ser humano con la alimentación y con TODO lo que esto involucra -incluyendo el medio ambiente. Pero para mí más allá de palabras rebuscadas un verdadero entusiasta gastrónomo es aquel que se dedica a experimentar, descubrir, investigar y crear sobre lo que comemos, tomamos y degustamos en nuestro día a día.

Ahora llega el concepto de gastronomía sostenible o sustentable y la mayoría se imagina a aquella persona viviendo en una montaña desconectada de la ciudad y la tecnología con un gran terreno cubierto por huertas y entonces aparece el pensamiento: ¡uf qué va, eso no es para mí! Sin embargo la sostenibilidad alimenticia o gastronomía sostenible es más fácil de implementar de lo que la mayoría piensa. Es más, capaz y ya lo estás implementando sin saber que lo estás haciendo (si reutilizas sobras del refrigerador ya tienes tu primer check). Porque las características de la gastronomía sostenible son disminuir el desperdicio, una producción responsable y la compra de productos amigables con el ambiente. Si reflexionas un poco encontrarás que muchas de estas ideas no son nuevas.  Para nuestros abuelos y bisabuelos eran prácticas comunes y con la globalización y el ritmo tan acelerado de vida las hemos ido olvidando.

Entonces podemos decir que la gastronomía sostenible es ese punto de fusión entre el arte de preparar y degustar sin desperdiciar los recursos naturales y sin perjudicar el medioambiente o la salud. Y es que mucho ojo los números: la FAO estima que un tercio de todos los alimentos producidos en el mundo se pierde o se desperdicia. Esto equivale a 1300 millones de toneladas al año. Y la comida no es lo único que se desperdicia cuando no se consume: todos los recursos (como las semillas, el agua), el dinero y la mano de obra necesarios para producirlos también se pierden. Si estas cifras asustan Costa Rica no se queda atrás, el 40% de los alimentos se desperdicia o desecha inclusive antes de ser consumidos.

Entonces cómo puedes empezar YA desde casa a cuidar los recursos. Aquí te dejo algunos ejemplos de cómo podrías implementar la gastronomía sostenible desde casa: 

  1. Comprar local y de temporada: Así contribuyes no solo con los productores locales, sino que podés estar seguro de cómo se cosecharon si son realmente orgánicos  que van directamente de la huerta a la mesa.
  2. Planificar Menús: Si planifica lo que vas a comer en la semana vas a comprar sólo lo que necesitas y así evitarás tener que botar a la basura los alimentos que se pusieron malos.
  3. Reducir los desperdicios alimenticios: Usa las sobras de tu refrigerados, no botes las cáscaras y demás “desechos”. Al final del post te dejo mi receta de unos deliciosos chips de cáscara de Papa. Además en la sección de recetas y en mi instagram  podés encontrar muchas otras recetas con esos alimentos que ibas a tirar al basurero. 
  4. Reciclar y generar menos plástico: El plástico es una de los mayores contaminantes del planeta, entre menos usemos y/o reciclemos mayor va a ser el beneficio para el ambiente.
  5. Utilizar productos ecológicos: Siempre busca productos que sean amigables con el ambiente, sin pesticidas y orgánicos.
Como ves no es tan difícil y no se trata de vivir en la montaña lejos del caos y escuchando los espíritus del bosque. Al contrario, necesitamos conectarnos con el caos para empezar a trabajar. Y lo más importante compartir la información con nuestros familiares, amigos, conocidos para que podamos hacer una diferencia y dejar un mundo mejor a las próximas generaciones. Además, ¿te has preguntado cuánto dinero botas a la basura en comida? Si te dijera que es casi un 30% estoy segura de que empezarías desde hoy mismo, pero eso te lo cuento en el próximo post.

Leave a Reply

© 2020 Mar Mayorga – all rights reserved